Ransomware

Evitando Ransomware: Uso de Software Legal.

Continuando con las medidas preventivas de los post anteriores, vamos a mostrar las ventajas del uso del software legal, y un caso real sobre cómo podemos infectarnos usando software ilegal. También explicaremos cómo protegernos.

Nuestro ransomware de hoy, está presente en las redes P2P (como BitTorrent, Ares, etc)  y es conocido como: The Patcher.

Con este apropiado nombre se puede localizar este ransomware enmascarado como una utilidad para engañar a nuestro sistema operativo, haciendo pasar aplicaciones pagas como gratuitas. ¿Cómo lo engaña?. Bien, la respuesta es sencilla. Ya sabemos que para usar algún software pago, necesitamos adquirir una licencia. Con Patcher, en teoría, usaríamos los aplicativos con una “licencia original”, aunque sabemos que seguiría siendo ilegal.

En este caso, las aplicaciones utilizadas para el engaño son: Adobe Premiere Pro y Microsoft Office:

softpatcher

Pero este “crack” no realiza lo que reza ya que al ejecutarlo cifra los datos de nuestro equipo con clave, eliminado los originales. No importa si el sistema operativo es Windows, Mac u otro. Aquí comienza nuestro problema, ya que tenemos 7 días para pensar si vamos a pagar rescate para conseguir la clave de descifrado y recuperarlos. La cifra a abonar ronda los 0.25 BitCoins o $4600 pesos argentinos (aproximadamente porque el valor de BitCoin varía constantemente). Los ciberdelincuentes prometen que si cumplimos con el pago, en unas 24 horas tendríamos nuevamente nuestros datos. También existe la posibilidad de rescatar los datos en 10 o 15 minutos, pero deberíamos abonar unos 0.45 BitCoins u $8200 pesos argentinos aproximadamente.

Pero, seguimos teniendo un problema, ya que surge la pregunta: ¿realmente nos devolverán los datos?. No tenemos garantía alguna, sólo la “palabra” del ciberdelincuente y no es de confianza. No hay estadísticas exactas, pero la realidad nos dice que siempre tendremos la incertidumbre del 50% – 50%.

interfezpatcher

Como vemos en la imagen, el creador de Patcher no tiene demasiados conocimientos de programación y diseño, ya que la interfaz es muy básica y, según se ha probado, los botones de las ventanas, a veces no funcionan. Pero, a pesar de estar “mal diseñado” consigue su propósito de engañar al usuario, aunque podríamos también plantearnos la teoría de que está “mal diseñado” con la intención de que parezca más real.

Aquí planteamos una pregunta: ¿Qué tendría que haber hecho para evitar infectarme con Patcher?. En primer lugar, siempre tenemos que utilizar software legal, descargando de sitios oficiales y en caso de requerir Microsoft Office o Adobe Premiere Pro, pagar su licencia.

¿Por qué software legal? Porque queriendo evitar el pago de este tipo de programas, lo más probable es que termine infectando el equipo.

Más allá que el ransomware deja al desnudo los problemas de seguridad de los sistemas operativos en general y que brinda a las empresas de antivirus la posibilidad de lanzar productos anti-ransomware, la luz al final del pasillo nos dirige hacia el uso de software legal, independientemente del sistema operativo. De esa manera, evitará infectarse con software malicioso, entre ellos el ransomware.

Autor: Federico Schroeder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s